Branding Strategy GlobalCom PR Network

This blog post was first published on everyThink PR‘s blog.

¿Cómo medimos la reputación de una marca? ¿Y el valor de sus acciones? Vivimos en un mundo cada vez más intangible, el fervor de la tecnología ha desplazado poco a poco todos los bienes materiales que conocíamos. El bitcoin, big data, machine learning, cloud… todos ellos son conceptos emergentes, e invisibles para la mayoría de los usuarios. Lo mismo ocurre con la imagen, la identidad, la reputación o el posicionamiento de una marca.

Los valores intangibles ofrecen innumerables ventajas competitivas en el terreno de la comunicación. La música, el color, una acción social, la simple presencia…, en su conjunto, son valores relevantes para la toma de decisiones del consumidor. Los conceptos, símbolos e imágenes también configuran el valor de una marca. Sin embargo, la subjetividad de una imagen de marca y la intangibilidad de las percepciones humanas lo convierten en uno de los conceptos más difíciles de medir.

Realmente, ¿cómo afecta la imagen de una marca a su valor?

En primer lugar, permite fidelizar. Aquellas empresas u organizaciones que luchan cada día por mejorar su imagen consiguen una mayor lealtad. La feroz competencia de los distintos sectores unido a la democratización de Internet, que permite a casi cualquier usuario acceder a la información, productos y servicios de una empresa en cualquier rincón del mundo en tan solo unos segundos, hace que las organizaciones centren sus esfuerzos en mantener el buen nombre de la empresa. Para ello, se les exige transparencia, comunicación fluida con los usuarios y acciones de responsabilidad social.

Otro concepto importante y ventajoso de hacer imagen de marca es la notoriedad. ¿Cómo se mide la presencia de una marca? La forma más directa y sencilla es preguntando a los propios consumidores de ese sector. Pero para saber que opinan de ti, primero hay que conseguir que te conozcan. En este sentido, cada aparición es importante; ya sea en radio, tv, prensa, blogs o redes sociales, cada vez se ve más necesario aparecer, no solo presentando un producto o servicio sino también como generador de contenido de calidad. Conseguir auparse como referente de un sector otorga a la organización un valor incalculable.

En definitiva, los vínculos más fuertes que puede generar una marca con sus públicos se presentan a partir de los elementos intangibles. Por esta razón, las comunidades de marca han revolucionado el mundo de las comunicaciones, los vínculos que unen a los usuarios con los productos pueden ser tan fuertes como frágiles. Una buena comunicación ayuda a difundir rápidamente los mensajes de la organización, sin embargo, con una única acción equivocada de la empresa se pueden perder años de esfuerzo.